Imprimir

La Subida a Juncalillo sigue haciendo Región; Otro Drago de Tenerife para la Subida del próximo día 23; Así, sí

Escrito por formulamotor. Posted in Noticias

Históricamente la Subida de Juncalillo ha sido punto de encuentro y hermanamiento entre automovilistas grancanarios y tinerfeños. Estos últimos, capitaneados por Andrés Medina, trajeron un drago desde Tenerife y lo plantaron la localidad galdense el 3 de agosto de 1996.

 

 

El próximo 23 de febrero, por iniciativa del lagunero Paco Sánchez -como portavoz de un grupo de pilotos tinerfeños- otro drago tinerfeño echará sus raíces en el parque cerrado y quedará como nuevo testigo para este fraternal capìtulo en la historia del automovilismo canario.

Esta entrañable circunstancia resulta muy apropiada para recordar a Andrés Medina Galindo, uno de los hombres más polifacéticos del automovilismo canario, quizá el que más: piloto en todas las modalidades de asfalto y tierra, copiloto, preparador de gran prestigio, presidente de la Escudería Telde, organizador y un apasionado del deporte que estuvo particularmente ligado a la Subida de Juncalillo, tanto en el plano deportivo como en sentimental.

Natural de Fuerteventura, donde nació en 1942, y lagunero de adopción, se inició como piloto en Tenerife, debutando el 1 de noviembre de 1970 en la IV Subida de Las Mercedes a los mandos de un Alfa Romeo 1600 Giulia Super. Fue el inicio de una densa e incansable trayectoria profesional y deportiva que terminaba con su fallecimiento en La Laguna el 26 de abril del año 2000.

Por sus manos pasaron incontables vehículos, al citado Alfa Romeo le siguió un Fiat 124 ST, varios versiones de Seat 1430 y Seat 124, Ford Escort RS BDA, Porsche 911 T, monoplaza Lince, la barqueta Fiat Abarth 2000 Sport, Opel Kadett GT/E y Citroën Visa entre los más significativos. 

Como preparador, por su taller pasaron muchos de los coches punteros de cada época, siendo un consumado especialista en mecánicas Seat, desde los modestos 127 hasta los poderosos 124/2000, sin duda los más competitivos del archipiélago. En la década de los 80 estuvo varias temporadas radicado en el municipio de Telde, donde llegó a ser presidente de la Escudería local.

Su actividad fue incansable y su figura siempre estaba presente en cualquier competición del archipiélago, bien como piloto o en su faceta profesional de preparador.

En los inicios de la temporada 1971 formó parte del grupo de diez pilotos tinerfeños que se desplazaron a la “I Subida de Juncalillo” para colaborar en el renacimiento del automovilismo grancanario. Tendría otras cinco participaciones más en esta prueba, incluyendo una victoria absoluta, siendo especialmente significativa su última intervención en la temporada 1996, coincidiendo con los actos conmemorativos del XXV aniversario fundacional de la Escudería Drago.

Como todas las personas de carácter fuerte e impulsivo, a veces colérico, Andrés escondía un fondo sentimental y de generosidad extrema. Esto queda demostrado en el detalle que tuvo en la citada edición de 1996 al traer desde La Laguna un ejemplar de drago canario -incluso con el complemento de agua lagunera para su primer riego- y lo plantó en un pequeño parterre del pago cumbrero. Hoy es un hermoso ejemplar de “Dracaena Draco”, aunque ha quedado medio oculto y asfixiado por unas palmeras plantadas posteriormente con absoluta falta de respeto

Cuando a los 58 años nos dejaba el piloto-preparador, la Escudería Drago hizo colocar una placa de mármol en la base del “Drago de Juncalillo”, como testimonio de su mentor sentimental y material, con la sencilla leyenda “En recuerdo de Andrés Medina, PILOTO”. Placa que fue donada por la Federación de Automovilismo de Las Palmas.

Ahora, cuando se reedita la Subida de Juncalillo, es justo y necesario rescatar y dar a conocer estos capítulos que conforman la historia del automovilismo canario y los hechos de sus protagonistas.

Seguro que el próximo 23 de febrero, en Juncalillo, la memoria de Andrés Medina estará presente para los aficionados más veteranos, y seguro que tampoco faltará alguna piadosa oración al pasar junto al drago que trajo de La Laguna para echar sus raíces y crecer frondosamente en Juncalillo.



ANDRES MEDINA GALINDO

Participaciones en la Subida de Juncalillo
I Subida (1972) 
- Fiat 124 ST: 13º de la general y 2º de Grupo 1

II Subida (1973)
- Fiat 124 ST: 7º de la general y 2º de Grupo 2

IV Subida (1975)
- Seat 1430/1600: 8º de la general y 3º de Grupo 2

V Subida (1976)
- Monoplaza Lince 1600: vencedor absoluto

VIII Subida (1979)
- Fiat Abarth 2000 Sport: 3º de la general y 1º de Grupo 6

XI Subida (1996) Clásicos
- Seat 124/2000: 5º en Clásicos y 5º de Grupo H

Escribir un comentario


44c07b83 cicar puerto agaet kmo